Intervención del especialista de prótesis estomatológica en la radioterapia del cáncer de cabeza y cuello

Estimado Director:

La semana pasada tuve la oportunidad de leer en la revista el artículo: Eficacia de la radioterapia en los pacientes con cáncer laríngeo en estadio I y II, 1 donde decía que es la radioterapia la primera opción en los estadios I y II de esta enfermedad, por los buenos resultados que ofrece y la posibilidad que le da al enfermo de preservar el órgano y mantener sus funciones.

Una vez diagnosticado el cáncer, el tratamiento debe ser de forma inmediata utilizando las modalidades terapéuticas como: cirugía, radioterapia, quimioterapia, en sus diferentes variantes o la combinación de ellas. (2,3,4,5

La radioterapia antitumoral consiste en la administración de radiación ionizante en un volumen del cuerpo para erradicar o despoblar células tumorales, sin sobrepasar los límites tolerables para los tejidos normales con el objetivo del control local del tumor. Los tratamientos son muy precisos y conformados, esto quiere decir que van muy dirigidos a la zona que se desea tratar, para dar la máxima dosis posible y causar el mínimo daño a los órganos críticos cercanos, aunque es inevitable que algunas células sanas alrededor se afectan también. (2,6

En este sentido el especialista de prótesis estomatológica tiene un rol importante en los tratamientos con radiaciones de los tumores de cabeza y cuello porque, además de la rehabilitación protésica maxilofacial, proporciona una colaboración eficiente en la radioterapia, confeccionando accesorios, elementos que forman parte del plan de tratamiento con radiación, que no se usan de manera continua, sino cuando son requeridos, 3) siendo el objetivo de la carta.

Estos aditamentos o accesorios protésicos están fabricados de forma individual y específicos para cada área y paciente a tratar, son de suma importancia ya que brindan una protección adicional a los tejidos cercanos donde se realizará la radioterapia como barreras protectoras que impiden el paso de la radiación o bien direccionan el flujo hacia el objetivo a irradiar por lo que su finalidad, se fundamenta como elementos portadores, localizadores, apartadores y protectores. De esta manera se puede evitar muchas de las complicaciones y efectos no deseados de este tratamiento y mejorará la calidad de vida de los pacientes.

Además de las funciones mencionadas de estos accesorios, es necesario que cumplan con algunos requisitos como: estabilidad y confortabilidad ya sean rígidos o flexibles, poco peso, facilidad y rapidez en la confección, que permita la visualización, la fácil colocación y su limpieza por lo que deben ser poco porosos. Deberán estar bien adaptados a los tejidos porque la retención e inmovilización de estos accesorios es importante, ya que cualquier movimiento desvía la posición de la fuente causando una iatrogenia, por lo tanto, deben utilizarse recursos retentivos para este fin, desde los anatómicos, así como el uso de cintas, elásticos, hilos y vendajes para mayor seguridad y protección de la terapia del paciente. (3

Por lo antes expuesto, el protesista es el máximo responsable en cada cita programada de inspeccionar los accesorios, con el propósito de anticipar variaciones, que modifiquen el protocolo establecido por el radioterapeuta y físico y en su presencia se hacen las adecuaciones para proporcionar una mayor eficacia en el tratamiento de la radioterapia en sus diferentes modalidades.

Referencias bibliográficas
Historial:
  • » Recibido: 27/01/2021
  • » Aceptado: 19/05/2021
  • » Publicado : 05/04/2022

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.